domingo, 29 de marzo de 2009

El campo de oraciones

Un jardin en primavera evoca el campo de oraciones, la flor es la manifestación de la semilla. El campo de oraciones se refiere al campo magnético creado por la energía de las oraciones que todos elevamos al Universo.

Cuando hablamos de oración, se asocia con los rezos que proponen las diferentes religiones, aunque en realidad una oración es un pensamiento repetitivo que al mantenerse en el tiempo, crea una "realidad energética"; aquí tambien hay que referir las ideas descontroladas "que se nos meten en la cabeza " y que influyen en la creación de la propia realidad, tambien es necesario prestarle atención a los comentarios, o críticas sobre otras personas ya que están mandando un mensaje al universo y creando un campo de oración inverso.
Tengo una amiga, Mª emilia, que dice que a menudo escribimos, al universo, con la mano y borramos con el codo, haciendo referencia a los pensamientos de duda que a menudo alojamos en la mente.

Hay una investigación sobre la influencia de los grupos de oración, en la salud de los enfermos, que resulta muy interesante en sus conclusiones.

Un grupo de científicos de EEUU, eligen a tres grupos de enfermos y a diferentes colectivos de oración: unas monjas de clausura y un colectivo de plegarias de Israel para rezar por estos enfermos. Hay un 1º grupo por el que no reza nadie; un segundo grupo, recibe oraciones pero ellos lo desconocen y el tercer grupo, se reza y todos conocen la situación.
El resultado es muy elocuente, lo recoge Deprak Chopra en algunas de sus obras, ya que hay mejoras notables en los enfermos que reciben plegarias y resulta insignificante el resultado, si lo saben o no. En este experimento, las personas sujetas al campo de oración, se recuperaron antes que las que no recibían plegarias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

el Blog
Bienvenid@s al blog de Escuela Vacaciones Alpujarra, un espacio para expresar tus pensamientos, vivencias, sugerencias y opinones en armonía con el Universo. Juntos crecemos, unidos andamos el sendero y encontramos el sentido de la vida. Creemos en una sociedad viva, entre todos la creamos.