martes, 7 de julio de 2009

Entre pucheros anda Dios

Entre pucheros anda Dios, es una frase de Santa Teresa de Jesús que significa que la vida cotidiana es un perfecto camino espiritual.

Entre pucheros anda Dios es una analogía que concede importancia a las tareas cotidianas, de modo que la rutina diaria se convierte en ritual que acerca a la fuente original del Conocimiento.

En un centro de retiros, que tenía un hermoso jardín lleno de pequeños detalles, había una monja barriendo las hojas que caían de los árboles. Al verla, la felicité efusivamente por el exuberante oasis, ella me contestó: "No, no, yo solo soy la que  barre; es lo que hago bien y me limito a eso".

¡Entre escobas anda Dios! esta monja, que no era Carmelita descalza, seguía el mismo lema.

Y es que barrer, fregar, quitar polvo… son tareas cotidianas que tratan de tener limpio el espacio que nos rodea, es una perfecta analogía del trabajo interior, que hay que repasar una y otra vez, para reconocer y liberar antiguos patrones.

Limpiar el hogar, realizar tareas laborales tiene también el sentido de ocuparse de los demás, por el bien de la familia o como beneficio de la sociedad. A medida que seamos capaces de desapegarnos de intenciones egoístas podremos ir comprendiendo que trabajar por otros es hacerlo por uno mismo.

Las leyes naturales tienen reglas para regular las energías que se reciben y las que se dan que tienen que estar en un equilibrio relativo. Si se da mucho y se recibe poco, el sistema se agota; si se da poco y se recibe mucho, se destruye.

Realizar las tareas cotidianas de buen ánimo, de manera concentrada y ofreciéndolas para la propia felicidad y la de los demás… es una manera de encontrar a Dios entre los pucheros.

foto.wikipedia

No hay comentarios:

Publicar un comentario

el Blog
Bienvenid@s al blog de Escuela Vacaciones Alpujarra, un espacio para expresar tus pensamientos, vivencias, sugerencias y opinones en armonía con el Universo. Juntos crecemos, unidos andamos el sendero y encontramos el sentido de la vida. Creemos en una sociedad viva, entre todos la creamos.