lunes, 9 de noviembre de 2009

Ecología y paz: Ecojornada, 31 de octubre de 2009

Ecología y paz son dos conceptos semejantes pues ambos definen unas relaciones equilibradas y armónicas (sostenibles) entre todos los seres que conviven en un determinado medio ambiente (ecosistema).

Ecología y paz son algo más que dos nociones para reunirnos a festejar, son cualidades que hay que cultivar en la vida cotidiana, paz en la mente y el corazón y ecología en las relaciones con nuestro cuerpo, con la otra persona y con el territorio que nos acoge.

En un ambiente festivo comenzamos a reunirnos el día 31 en la plaza de Pampaneira.
Un bombo, una caja y un micrófono, para hacer el pregón: Actividades participativas y lúdicas para llamar la atención que tenemos que transformar los actos para todos poder compartir alimentos y agua, en paz y en fraternidad con todos los habitantes de la la tierra respirando en salud.














La salud de nuestro cuerpo está en absoluta relación con la salud de la tierra, el agua, el aire y las personas que cerca y lejos forman la red de nuestras relaciones. El sufrimiento del otro repercute en mi, aunque yo no pueda percibirlo. Todo está interrelacionado, todo es lo mismo.

Realizamos un pasacalles para anunciar el evento, donde pudimos tocar instrumentos musicales y bailar al ritmo de los latidos de la Tierra.

Para hacer testimonio los agricultores de la Cooperativa ecológica de la Alpujarra y de la Costa exponían a la venta productos de temporada que fue muy visitado por los participantes y los numerosos turistas que visitaban el pueblo.
Con los productos frescos cocinamos una paella en cocina solar, que fue uno de los atractivos de la reunión pues todos los visitantes querían saber el funcionamiento de este ingenio de la mente humana que hace posible guisar un plato sin gastar energías fósiles que tanto conflicto genera, ni madera que está convirtiendo el planeta en un desierto, ni genera gases tóxicos que contamina la atmósfera.














La cocina solar es un invento humano que se convierte en elemento divino. La paella en olla solar está buenísima, como alimento de dioses.
Las actividades lúdicas y participativas seguían su curso y estaban en todo su apogeo... la comida se iba preparando .














Nos mostramos ligeros como el Aire probando a jugar a los payasos y ensayando con múltiples elementos de malabares y nos reímos de lo lindo.

En la fiesta del Agua, escribimos en papeles mensajes de elevados sentimientos que colgamos en las fuentes y en las calles por donde corren regueros de agua, resultando un acto muy emotivo al quedar las calles impregnadas de ideas de Amor, Luz, Energía… componiendo una guirnalda de paz.

Por la tarde, en un rincón de la plaza, improvisamos una pequeña sala de proyecciones con una escalera a modo de gradas.














Nos sentamos para reflexionar sobre el deterioro que el ser humano puede causar en la naturaleza y para sorprendernos con los cristales que las moléculas del agua componen impregnadas de sentimientos beneficiosos y también por la contaminación.

Aquí todos escribimos mensajes positivos en pegatinas y terminamos intercambiándonos nuestros mejores deseos y abrazándonos en un acto de amor colectivo. La Paz reinaba entre todos en este homenaje al Ser Humano.















También la plaza es un buen lugar para el intercambio de ideas con la Cooperativa de agricultores ecológicos :

Hablamos de la eco-agricultura que requiere de la colaboración de los consumidores con los agricultores, para que puedan mantener su actividad de una forma sostenible, económicamente y conservando la tierra sana para nuestros descendientes.






Fue una charla muy animada y muy interactiva, los agricultores exponía su visión y los consumidores sus necesidades.

Nos encaminamos al centro de la plaza para celebrar nuestra periódica Rueda de energía por la Paz, el Amor y la Prosperidad de todos los seres del universo.

Nos unimos en una gran rueda a Tara, divinidad que simboliza la energía femenina de la transformación, de la sabiduría y de la compasión y cantamos el mantra ¡OM TARA TUTARE TURE SOHA! y danzamos una coreografía compuesta de mudras de Amor y Fé.

Continuamos con una meditación colectiva para ofrecer Amor, Paz y Prosperidad a todos los seres del Universo y terminamos abrazándonos y agradeciendonos mutuamente la oportunidad de vivir esta experiencia única e inolvidable.


relacionado con las Ecorjornadas por la paz: Homenaje al espíritu: 1 de Noviembre

No hay comentarios:

Publicar un comentario

el Blog
Bienvenid@s al blog de Escuela Vacaciones Alpujarra, un espacio para expresar tus pensamientos, vivencias, sugerencias y opinones en armonía con el Universo. Juntos crecemos, unidos andamos el sendero y encontramos el sentido de la vida. Creemos en una sociedad viva, entre todos la creamos.