domingo, 19 de julio de 2009

Acciones

La acción como fuerza que ejerce un fenómeno contra otro; como cada parte en que se divide un capital; estas definiciones del diccionario de la lengua española son adecuada para el tema que nos ocupa.

La acción como parte de un capital es un analogía para explicar como la vida se compone de acciones, la mayor parte son pequeñas y cotidianas; las grandes gestas son escasas en la mayoría de las personas.

La acción como fuerza, impulsa un movimiento que sigue una dirección y un sentido que viene determinado por la intención que lo motiva, según el I Ching es aquí donde se sitúa el inicio del ciclo generativo de todo fenómeno.

La intención que genera la acción es determinante y es aquí donde radica la responsabilidad propia y el compromiso con uno mismo de contribuir a la recreación de una sociedad sostenible que permita a nuestros descendientes continuar la evolución del ser humano en armonía con los procesos naturales del universo.

A veces "escribimos con la mano y borramos con el codo" proponiendo objetivos que nosotros mismos nos encargamos de no realizar llenando el camino de obstáculos, dudas y críticas que desvían las acciones del camino correcto.

Una visión de futuro clara o justa requiere primero un análisis detenido de la situación, contemplando todos las aristas, atendiendo a todos los condicionantes para luego distanciarse de las propias circunstancias y adoptar una visión de conjunto, como situándose en lo alto de una montaña para ver la perspectiva.

La visión global permite transcender los obstáculos del camino y enfocarse en buscar las soluciones; esto aporta el estímulo necesario para recorrer las diferentes etapas.

En la intención tiene que estar presente el no hacer daño a los demás y en todo caso que cause el menor perjuicio posible.

Observar los efectos de nuestras acciones en los demás, es uno de los requisitos necesarios para comprobar el rumbo que llevamos y hacer paradas para mirar si aportan bienestar y sosiego interno de modo que haya un beneficio mutuo y un equilibrio entre dar y recibir.

Actuar con benevolencia no significa aceptar situaciones humillantes, ni abusos de poder hay que extrae la fuerza para revelarse contra las situaciones de opresión; una fuerte acción externa basada en el sosiego y la firmeza interior es la acción que requiere este tipo de situaciones por el bien propio y de los demás.

Actuar con decisión evitando caer en los resentimientos y en la necesidad de justificar la reacción que implique a terceros. Cristo se reveló contra las costumbres obsoletas de su entorno, no dudó en sacar el látigo en el templo ni en defender a los débiles y pecadores.

Actuar en descuerdo con uno mismo, Jesús le llamaba ser fariseo, es ir contra la propia naturaleza: esto es la enfermedad que tarde o temprano se reflejará en el cuerpo físico encendiéndose la alarma con los diferentes síntomas que componen un cuadro clínico.

Toda acción:
  • tiene una causa que es la intención que la provoca, a su vez la intención depende de la Visión de futuro.
  • tiene unos efectos que se pueden prever si se analizan las fuerzas que intervienen.
  • es permeable a un cierto grado de incertidumbre.
  • tiene que beneficiar la creación.
  • tiene que emanar de ese lugar de paz que mora dentro de ti.
foto.flickr

relacionado con el tema:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

el Blog
Bienvenid@s al blog de Escuela Vacaciones Alpujarra, un espacio para expresar tus pensamientos, vivencias, sugerencias y opinones en armonía con el Universo. Juntos crecemos, unidos andamos el sendero y encontramos el sentido de la vida. Creemos en una sociedad viva, entre todos la creamos.