jueves, 23 de abril de 2009

Dormir bien, en el horario propicio.

Las teorías energéticas chinas dicen que el Hígado acumula la sangre, durante el periodo nocturno de sueño y descanso, para acceder a la metabolización de las sustancias impuras que es necesario degradar para la formación de la energía que ascenderá hasta el globo ocular y de ahí a través del parpadeo y del movimiento tendinoso atrae la sangre acumulada para nutrir los músculos, tendones y ojos.


El globo ocular, que hace las funciones de almacén, transmite al vértex, energía para alimentar el halo inductivo, que mantiene el equilibrio con el medio y sostiene la capacidad homeostática que es el sistema de defensas o inmunológico.


Los atributos mentales del Hígado son el estado de alerta, el movimiento, la competitividad, deseo, imaginación, etc. se requiere el reposo absoluto del “espíritu del Hígado”, así como de músculos y tendones para que pueda realizar con éxito su actividad en la formación de energía defensiva, por esto se dice que “el hígado es el órgano de la noche”


El Hígado y la Vesícula biliar participan en la 6ª y 7ª etapa, en la fase depurativa de la formación de la energía defensiva, que tiene su máxima actividad entre las 23’00 H. de la noche y 3’00 H. de la madrugada, en horario solar. Este periodo de tiempo es importantísimo para la recuperación del gasto diurno, junto con el periodo de cuatro horas anteriores para recopilar las energías disponibles tanto nutritivas como mentales.

Según el Dr. Carlos Nogueira, en el libro “Acupuntura II”, el periodo de descanso del organismo debe ser entre las 19’00 y 3’00 y variable de acuerdo al nacimiento del sol. La aurora marcaría el final de estas ocho horas. Si el crepúsculo matutino es a las 7’00 H, es propicio dormir de 23’00 a 7’00, si amanece a las 6’00, entre 22’00 y 6’00 H.


Respondiendo a los ciclos de la naturaleza, aumentamos la capacidad de respuesta ante los ataques de las energías climatológicas y disminuimos el factor de desequilibrio que impide al organismo la capacidad de autorreparación.


REFLEXION:

Durante 10 días, puedes observar y apuntar el horario que sigues para acostarte y levantarte.

2 comentarios:

  1. Es muy importante tomar conciencia de los bioritmos naturales a que está sometido nuestro organismo.Durante el sueño, que tiene lugar cuando hay reposo físico, es sorprendente descubrir una actividad oculta pero necesaria para preparar el suguiente ciclo de actividad.
    Actividad-quietud.
    Dos polos de un mismo fluir incesante.
    Me gustaría saber que ocurre con los pensamientos durante el sueño y que tipos de sueño hay.
    Gracuas
    Nacho Molina

    ResponderEliminar
  2. El pensamiento es una actividad de la mente, ésta conexiona el plano superior, "Cielo" o "espiritual" con el inferior, "tierra" o "físico". hay diferentes teorías para explicar que pasa con la mente durante el sueño. La mente se liberaría del plano físico y se integraría en la Conciencia Global; según esta hipótesis, los sueños son "los recuerdos de la información recogida en estos encuentros" para comprender el sentido de la vida.
    El sueño es un ciclo que se repite y que pasa por distintas fase, según la frecuencia de vibración del cerebro.
    La Dra. Yinet Iturralde Muñoz, dice que cuando estamos despiertos y activos la mente emite ondas conocidas con el nombre de beta y estas van desde 14 ciclos o más hasta llegar a 21. Dependiendo del grado de actividad mental, si una persona está muy agitada posiblemente esté emitiendo ondas beta al nivel de 19, 20 ó 21 ciclos.

    Cuando nos encontramos relajados, con los ojos cerrados, pero sin estar dormidos, estaremos emitiendo ondas conocidas con el nombre de alfa. Estas van desde 7 hasta 14 ciclos por segundo.
    Cuando quedamos dormidos durante la primera etapa del sueño, estas ondas se hacen más largas y lentas a medida que el sueño se profundiza y son conocidas con el nombre de ondas gamma que van de 4 a 7 ciclos por segundo.

    Al llegar a la etapa más profunda del sueño emitimos ondas delta que van desde 0 a 4 ciclos por segundo. Por supuesto, 0 indicaría un cerebro muerto sin actividad mental alguna. Por tanto ninguno de nosotros llega a 0. Incluso una persona en estado de coma emite ondas delta.

    Este ciclo que va de beta (despiertos), alfa (relajados), gamma (dormidos) y delta (el sueño más profundo), lo recorremos todos los seres humanos en la noche mientras dormimos; posiblemente de unas 8 a 10 veces. Nos acostamos en beta, luego nos relajamos llegando al punto alfa que es esa condición en que no estamos dormidos ni despiertos, llegamos a los primeros niveles del sueño y continuamos profundizando hasta llegar a los niveles delta y es precisamente en ese último nivel donde se producen los sueños y se conoce como la fase del movimiento rápido de los ojos. Si nos acercamos a una persona que esté profundamente dormida, notaremos que sus párpados se mueven continuamente. Debido a ello se le llama fase del rápido movimiento de los ojos y es en esta etapa donde la persona sueña. Luego volvemos a recorrer este ciclo a la inversa

    ResponderEliminar

el Blog
Bienvenid@s al blog de Escuela Vacaciones Alpujarra, un espacio para expresar tus pensamientos, vivencias, sugerencias y opinones en armonía con el Universo. Juntos crecemos, unidos andamos el sendero y encontramos el sentido de la vida. Creemos en una sociedad viva, entre todos la creamos.